Drenaje de Glándulas Adanales

Drenaje de Glándulas Adanales - Pet Hospital Clínica veterinaria

Drenaje de Glándulas Adanales

Glándulas Adanales

 

Los perros y los gatos tienen dos glándulas anales. Éstas están situadas a ambos lados del ano. Las glándulas adanales  son pequeñas bolsas de alrededor de un centímetro de diámetro que tienen, mediante un conducto de drenaje, una apertura al ano.

Éstas bolsas almacenan material de excreción que es producido por el tejido glandular. Este material suele ser una sustancia líquida, de color marrón-amarillento y maloliente, o sea el contenido adanal.

En los animales sanos, las bolsas anales son vaciadas regularmente por el paso de las heces. De éste modo, añade una clara señal olfativa para los otros animales a las heces.

En una situación de extremo miedo, un perro o gato puede vaciar éstas glándulas. De esta manera, su entorno es disuadido por el típico mal olor del contenido de las glándulas anales.

Síntomas y causas de bloqueo

Los perros a menudo tienen problemas con sus glándulas anales, en los gatos también vemos este tipo de problemas, pero son mucho menos frecuentes

Los problemas suelen comenzar con que las bolsas se llenan en exceso. La causa de esto es a menudo confusa, pero puede deberse a una diarrea o a un (temporal) cierre de las aberturas de salida por un trozo de contenido más grueso de lo normal.

  • Una posición (debido a, por ejemplo, exceso de peso) o diámetro anormal de las aberturas de salida .
  • Irritación de la zona perianal debida a una infección
  • Inflamación de la mucosa anal de las bolsas, es la causa más frecuente
Consideraciones de las Glándulas Adanales
  • A menudo los problemas con las glándulas adanales son persistentes y reaparecen una y otra vez.
  • A veces problemas de las glándulas anales dan lugar a la formación de un absceso de éstas glándulas.
  • Un absceso de éstas glándulas se manifiesta como una hinchazón dolorosa y fluctuante, pero a menudo el absceso ya está roto y se ve una especie de pequeño cráter.
  • En la zona anal pueden aparecer fístulas anales. Estos se originan por lo general en la glándula anal, pero no siempre.
  • Es posible que exista un tumor en el área alrededor del ano (el tumor benigno de las glándulas perianales que va creciendo bajo la influencia de la testosterona ó el Circum-carcinoma de la glándula anal, un tumor maligno con consecuencias potencialmente graves).

Los síntomas varían mucho, desde la comezón alrededor del ano (el perro se arrastra frecuentemente de una manera típica, sentado, con las patas delanteras, pero también muerde y lame la zona alrededor del ano) e incluso puede despedir un típico olor. Es importante comprobar si se puede excluir pulgas y tenias como la causa de la comezón.

Tratamiento

Si las bolsas anales están demasiado llenas es posible vaciarlas mediante presión.

Procedimiento para vaciar bolsas

Esto se hace sosteniendo la cola hacia arriba y sujetando las bolsas entre el pulgar y el dedo índice (preferiblemente con un guante y un pañuelo en la mano) masajeando desde abajo hacia arriba y de adelante hacia atrás.  (Se parece un poco a la manera de sujetar la nariz cuando la sonamos.)

En caso de una obstrucción en las glándulas adanales es necesario consultar un especialista.

Ante una obstrucción persistente de los conductos de drenaje de las glándulas puede, ocasionalmente, ser necesario introducir un dedo en el ano y exprimir así la glándula entre el pulgar y el dedo índice hacia su apertura para vaciarla. No se deben experimentar estos procedimeintos en casa, este procedimiento debe ser realizado por un especialista.

No es aconsejable intentar vaciar las glándulas de manera preventiva en casa ya que esto puede estimular la producción del material de excreción. Puede causar que una glándula sana se irrite e infecte, lo cual significaría que en vez de prevenir estar causando problemas.

Después de vaciar las glándulas infectadas, es posible enjuagarlos con un producto desinfectante. Si hay una infección aguda, se puede introducir una pomada con un antiinflamatorio y un antibiótico en las bolsas anales. En ocasiones puede requerir un tratamiento con un antibiótico oral.

Si existe un absceso, éste debe ser abierto, y enjuagado.

Si los problemas son recurrentes será necesaria una intervención quirúrgica mediante la cual las glándulas son eliminadas por completo. Esta intervención es un buen método para liberar a su animal de los desagradables problemas recurrentes.

Sin embargo, nunca optamos de entrada por una intervención quirúrgica cómo primera medida para el tratamiento de las glándulas Adanales. Estas intervenciones quirúrgicas no son exentas de riesgo; Además del siempre presente riesgo de la anestesia, hay un muy pequeño riesgo de incontinencia de las heces, ya que se opera cerca del esfínter del ano.

 

En el Centro de Belleza de Sanipets:

Nuestro equipo de Esteticistas profesionales saben diferenciar con un preciso toque, si es necesario un drenaje suave.

Este procedimiento se hace para algunas mascotas (que no tienen el suficiente contacto con el exterior o de ciertas razas predispuestas) que necesitan este drenaje mensual, bimensual o esporádicamente.

Al visitar Nuestro centro de Estética Sanipets, durante el baño o peluquería este procedimiento será realizado solo si es absolutamente necesario y la mascota lo requiere.